Select Page
Blockchain… hasta el bitcoin y mas allá!!! (parte 1)

Blockchain… hasta el bitcoin y mas allá!!! (parte 1)

Si bien la blockchain fue creada para soportar al bitcoin, hoy en día existen muchos otros usos de la Blockchain. En esta primera parte les mostraré algunos de los usos no-criptomoneda de la Blockchain.

Una de las principales razones para la creación del bitcoin, fue el deseo de diseñar un sistema descentralizado de intercambio de moneda, que asegure la inmutabilidad de sus datos. Esto es tanto respecto a los parámetros intercambiados (en este caso: moneda) como en la secuencia, las fechas y las direcciones. Sin embargo, estas características no sólo son útiles en el intercambio de moneda, sino para muchas otras aplicaciones.

A continuación les listo algunas de las principales aplicaciones de la Blockchain exceptuando las criptomonedas.

 

#1- Contratos inteligentes

Esta es uno de los usos extra-bitcoin más habitual y natural. La primera red en la que se comenzó a usar la Blockchain para validar contratos inteligentes fue Ethereum. Su moneda asociada, el Ether (ETH), cotiza en el mercado como miles de otras criptomonedas. Además de Ethereum existen otras plataformas como Ethereum Classic (ETC), Blockchain que sufriera recientemente un ataque del 50%+1; Hyperledger, Stellar (XLM) o Qtum (QTUM). Una comparación entre las diferentes Blockchains que manejan Smart Contracts se puede encontrar aquí.

 

#2- Identidad digital

La posibilidad de mejorar la capacidad de identificar personas, profundamente asociado a los derechos de cada individuo, se está viendo potenciada mediante la Blockchain. Esta iniciativa la siguen organizaciones como ID2020 que pretende resolver para el año 2030, que todos los individuos del mundo tengan identidades legales. Para esto existen Blockchains como BanQu cuyo objetivo es el crear oportunidades económicas para personas de todo el mundo refugiados o que viven en extrema pobreza. Esto lo hace mediante el otorgamiento de identidades inmutables basadas en la Blockchain.

En el otro extremo, VISA, junto con IBM están creando un sistema de identidad digital basado en Blockchain. El objetivo es realizar pagos B2B internacionales.

Sin embargo, están quienes temen que estas iniciativas se vuelvan en contra de los mismos individuos.
Mientras tanto, la tecnología avanza y estas aplicaciones se encuentran en marcha.

 

#3- Seguros

En aplicaciones como los seguros, los individuos u organismos contratan pólizas que se procesan en papel. Es por eso que los reclamos y pagos son suceptibles a errores y casi siempre requieren supervisión humana. A esto se suma la complejidad inherente a los seguros, que involucra a consumidores, corredores, aseguradores y reaseguradores. Cada paso en este proceso es un punto potencial de falla. La información puede perderse, las pólizas malinterpretarse, aumentar la posibilidad de fraudes y los tiempos de liquidación alargarse. Por este motivo, en los últimos años los grandes jugadores mundiales en este negocio comenzaron a utilizar la Blockchain como herramienta de inmutabilidad. Con esto pretenden manejar el negocio de forma mucho más justa y eficiente.

Algunas de las Blockchains utlizadas para este propósito son Ethersic, Insurwave, Insurchain (INSUR),  RSK (RBTC) empresa argentina que utiliza la Blockchain de bitcoin para contratos inteligentes de seguros, entre otras.

 

#4- Seguros médicos

Si bien este es un caso particular de los seguros, tiene sus propias características y por eso las separé.

Debido a la necesidad de confidencialidad de los datos de los pacientes, los prestadores suelen no tener acceso a las historias clínicas completas. Por otra parte, la falta de datos puede dar lugar a rechazos en los reclamos de seguros, lo que le significa un altísimo costo a los sistemas de salud. Mediante el uso de la Blockchain, es posible encriptar la información de los pacientes, facilitando la transferencia de información y protegiendo al mismo tiempo su privacidad.

Se estima que el mercado de la salud mejorará muchísimo a partir de la utilización de esta tecnología.

Algunas de las muchas aplicaciones que utilizan la blockhain para registros médicos son: MedRec, la eslovena Iryo o la estonia Guardtime. Esta última, además de aplicaciones de salud, posee muchas otras  basadas en la sólida y probada Blockchain KSI.

continuará…

Nota por Carlos Benitez

Carlos Benitez es un reconocido experto en seguridad de la información.

¿Una cuestión de fe?

¿Una cuestión de fe?

¿En qué nos basamos para elegir un banco cuando decidimos colocar gran parte de nuestros ahorros en una de estas instituciones? Y cuándo vamos a contratar un seguro, ¿qué parámetros consideramos para elegir a esta compañía y no a la otra?
En un caso depositamos nuestros bienes, en el otro nuestra seguridad a futuro. La realidad es que los parámetros pueden ser muchos y variados, pero el más importante de todos y el que prima a la hora de tomar una decisión es uno: la confianza.
Confiamos en nuestro banco y esperamos que sea sólido y quedarnos tranquilos que nuestros ahorros estén bien resguardados. Sin embargo, de pronto nos encontramos frente al banco cerrado, y gente golpeando con jarros o cucharas las cortinas metálicas con la esperanza de alguna respuesta. Confiamos en nuestra compañía de seguros porque sabemos que va a responder ante cualquier siniestro. Pero de pronto nos enteramos que nuestra compañía quebró y que el seguro que teníamos ya no se puede cobrar.
Estas mismas experiencias son las que vivimos en el ciber-mundo. ¿En quién confiamos para brindarle todos nuestros datos y más? En compañías sólidas, fuertes, con millones y millones de usuarios que también confiaron en ellas y que no sólo utilizan sus aplicaciones primarias sino las aplicaciones cruzadas (como las de login) que nos permite autenticarnos en cientos de otras aplicaciones con un solo clic sin la necesidad de recordar cientos de usuarios y contraseñas.
Claro, para lograr esto, cada aplicación cruzada, nos pide acceso a todos nuestros datos. Pero nosotros confiamos, tenemos fe en que nuestros datos estarán bien protegidos y ese instante frente a los dos botones “Yes” y “No”, damos “Yes” casi sin dudar y, obviamente, sin nunca leer las condiciones y consecuencias de ese clic. Porque tenemos fe.
Pero las aplicaciones, los sistemas y las organizaciones no se mueven en función de la fe, sino de los negocios. Y de pronto, nos encontramos con 50 millones de usuarios que no tienen ni cucharas, ni una cortina metálica donde golpear, pero cuya fe fue abusada de la misma manera que aquellos ahorristas. Fue la combinación de una importantísima empresa de Big Data de Inglaterra combinada con la mayor red social del mundo quienes abusaron de la buena fe que sus usuarios habían depositado en ellas. Usando y abusando de la información que fueron cosechando durante años. Y lo peor de todos, lo admiten. La red social dice que los datos no les fueron robados, ni hackeados, que todo fue parte de un negocio. En medio de esta crisis, el director de Seguridad Informática de la red renuncia. Siempre durante las crisis, las internas salen a la luz.
Como dato curioso, hasta ahora no conozco a nadie ni leí en ningún lado, que a pesar de esta prueba de mala fe, hayamos dejado de utilizar la mayor red de mensajería de celular del mundo, que como todos sabemos, pertenece a la red social de la que estamos hablando, y que, probablemente siga recolectando nuestros datos.
¿Estamos eligiendo bien? ¿Entregarle nuestra información y nuestros secretos a una empresa sólo porque es grande, porque cotiza en la bolsa de Nueva York y porque está en el extremo superior derecho de los cuadrantes de Gartner garantiza que se puede confiar en ella?
Nota por Carlos Benitez